Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Relatos etapas’ Category

 7 de mayo de 2011, fecha elegida para poner a prueba el límite de la resistencia, ideado por Antonio Fontamar. Atrayente para unos y auténtico disparate para otros. A las 7 de la mañana, en Erosky, con un parking repleto de espectadores de excepción, que aún no se habían acostado, fueron testigos de la salida de la expedición.

Atrás quedaba la preparación, diseñando el recorrido, reconociéndolo y planificando la infraestructura para llevarlo a cabo. La primera dificultad surge el día antes, cuando nos quedamos sin coche de apoyo; dubitativos en un primer momento si seguir con el proyecto, se decide aventurarse a prescindir de él en la primera parte, ante el inestimable ofrecimiento de Jesus Azumbe de prestar su colaboración, su furgoneta, su tiempo y su dedicación en la segunda parte del recorrido. Sin dicha ayuda, posiblemente todo se hubiera ido al traste.

La segunda dificultad, viene marcada por la meteorología, cuyas predicciones anteriores no daban buenos augurios. Decenas de pronósticos consultados esperando encontrar alguno favorable, pero la mayoría anunciaban lluvia, tormentas y viento.

Existía cierta expectativa por saber cuántos nos congregaríamos. Muchos fueron los que desde un primer momento dijeron que no, otros dudaron hasta el último momento, pero a la hora de la verdad fuimos 9, (el mismo número que compone un equipo ciclista) los que aceptamos el reto, quizás menos de los esperados pero que resultó ser el número perfecto.

Antonio “Fontamar”, Juan Pedro “El Choco”, Jose “Buitrago”, José Miguel “el abogao”; Gines “El joyero”; Jose “el de Torreaguera”; José Antonio “el vecino de Ginés”; Jose “El joyero de los Dolores” y Germán (el montanbike). Junto a estos, Jesús Azumbe, que nos acompañó en bici hasta Librilla, a modo de invitado de honor.

En el rostro de todos, se apreciaba ilusión, entusiasmo, pero también preocupación e incertidumbre por ver como se desarrollaban los acontecimientos; quizás la excepción pudiera ser “El Choco”, ya acostumbrado a empresas de este tipo.

A las 7 y 12 minutos iniciamos la singladura, con la mente puesta en que hay que tomar las cosas con calma. El tiempo y la temperatura acompañan y empezamos a devorar kilómetros. Pedalear, conversar, comer, beber, observar las sensaciones y en menos de lo esperado ya nos encontramos en Lorca. Frente a una previsión de hacer una media de 25 kms/hora, resulta que en ese punto, la media marcada se aproxima a  29 kms/hora.

Después de Lorca, llegamos a Purias, afrontamos la primera subida con el alto del mismo nombre situado a 550 metros, y sin mucha dificultad nos vemos transitando en la autovía, por necesidad, para iniciar un vertiginoso descenso hasta la costa de Aguilas.

Ya hemos superado los 100 kms, las fuerzas están intactas, el tiempo apacible y soleado y la media se mantiene en los mismos términos. Los paisajes de la costa Aguileña, invitan a realizar alguna instantánea, y así como quien no quiere la cosa, nos encontramos imbuidos en la subida del puerto del Algarrobillo, camino de Ramonete. Tres kilómetros exigentes con desniveles que superan el 15 %. “El Choco” impone un ritmo que solo es seguido por Jose Antonio, Jose Miguel y Germán, mientras Antonio se quedaba rezagado ante la necesidad que vió de regar algún matorral seco. En la cima coronaría “El Choco”, seguido en el orden establecido anteriormente.

Un descenso pronunciado nos conduciría al punto fijado de avituallamiento en una Venta, situada a unos 130 kms desde el inicio. Allí, reposición de fuerzas, y rostros que van adquiriendo un semblante más relajado al ver la manera en la que van desarrollándose las cosas y mientras “el Choco” nos va desvelando algún que otro secreto de los que ha ido adquiriendo en sus entrenamientos con los profesionales.

Repuestas las fuerzas, se continúa la marcha hacia Mazarrón, mientras que la temperatura se va aproximando a los 30º. En ese punto se pone en contacto Jesús Azumbe, y se incorpora a la marcha dándonos su apoyo. Llega el momento de afrontar el famoso Cedacero, conocido por unos e inédito para otros. Allí nuevamente se hace ver “El Choco”, seguido de Antonio, Jose Antonio, Germán, José Miguel y Buytrago.

Un viento favorable, permite estar a las dos de la tarde en el centro de Cartagena, viento que aún se hace más a favor camino de San Javier, llegándose a rodar por encima de los 45 kms/hora, cuando ya nos aproximábamos a llevar 200 kms en las piernas. En La Aparecida, antes de llegar a San Javier, se decide hacer el segundo avituallamiento; allí sacábamos nuestros bocadillos, regados con  cocacolas , aquarius, cervezas y agua, que diligentemente había preparado nuestro “manager particular” Jesús “Azumbe”. También aprovechamos para desprendernos del lastre que llevábamos de ropas de abrigo, impermeables y demás.

Llega el momento de rematar la etapa, las fuerzas ya empiezan a flojear, y el camino desde San Javier a Avileses se hace muy complicado. El viento, ahora sí pega de frente y con intensidad, el incansable “Choco”, (todo el día dando la cara), pone un ritmo que se empieza a atragantar, pero es tal el coraje de todos los demás, que sufrimos y nos retorcemos antes de pedirle un poco de piedad. La dureza del momento y la tentación de tener la furgoneta tan cerca, coge desprevenido a Jose Antonio que en un momento de debilidad física y mental, sucumbe a la tentación y termina de copiloto de Jesús.

Solo queda el Garruchal, sabemos que va a ser duro, el viento continúa fuerte pero parece que todo está vencido. Iniciamos la subida con tranquilidad, pero “el Choco” no permite ninguna licencia a los ataques de Buytrago, mostrando quien es el “capo” del grupo. Coronar el tortuoso “Garruchal” con los gritos de ánimo dados por Jesus, conlleva la satisfacción de que el reto ya está superado. En el descenso un zorro se cruza en la carretera, como para darnos la enhorabuena y sin darnos cuenta llegamos al final de la proeza.

En resumen, 251 kms, 8 horas 40 minutos pedaleando y una media de 29 kms/hora, es el resultado de una jornada ciclista, que solo pretendía la satisfacción personal de superar el reto y que en definitiva te hace estar un poco mas enganchado a este deporte.

Desde aqui, un agradecimiento especial para Jesus “Azumbe”, que en todo momento veló por nosotros y se comportó como un gran amigo, un gran ciclista y una excepcional persona. GRACIAS.

Enlace ruta de la etapa: http://www.bikemap.net/route/857884

José Miguel Molina

    “El abogao”

Anuncios

Read Full Post »

Día 23 de Mayo de 2009, marcado en el calendario como uno de los más señalados para los cicloturistas. Horas de entreno, miles de kilómetros, ratos disfrutados con los amigos, sacrificios, cuidados, preparativos  y mucha ilusión depositada en ese día, en la confianza de compartir una gran jornada de ciclismo y de poder competir con uno mismo y mejorar respecto al año pasado.

A las 10,01 empieza la prueba, con un tiempo esplendido, da inicio la aventura. El nuevo recorrido tiene unos kilómetros que se hacen a fuerte ritmo, así, los primeros 22 kilómetros se hacen en menos de 38 minutos y, en frío, resultan algo incómodos. Comienza el Alto de San Juan, puerto que por su trazado, me gusta, y conforme pasan los kilómetros voy encontrando el golpe de pedal y sintiéndome muy cómodo, voy pasando gente, pero sin hacer ningún exceso, hasta conseguir coronar tirando de un grupeto que ya se perfila como el adecuado para hacer camino. Conmigo se encuentra Jose Buytrago, Mariano Lucas y un pundonoroso Alfonso “El Churri”. Empieza el descenso y llegando a Campo de San Juan, suena un fuerte golpe en la rueda delantera; lo achaco a una piedra que ha saltado sobre  la llanta, pero a los pocos segundos observo que no; la rueda queda prisionera entre las zapatas del freno lo que evidencia que se ha partido un radio. En un primer momento pienso que será reparable, pero una vez detenido, veo el radio partido por la cabeza y una deformación tan considerable en la llanta que evidencia la imposibilidad de seguir adelante. LA MARCHA A MORATALLA HABIA TERMINADO.

Un sentimiento de rabia contenida me invadía, máxime, cuando veía ir pasando a todos los compañeros y amigos. Era algo que no entraba en mis planes. La primera reacción, fue la de pensar en coger el coche, volverme a Murcia y olvidarlo todo.

Pasaron los minutos y poco a poco fui encajando la eventualidad ocurrida. Pensaba en los profesionales cuando se dedican un año entero preparando el Tour, y en las primeras etapas, por cualquier infortunio, tienen que abandonar y lo aceptan sin más. Pensaba en un abandono por caída, lesión o desfallecimiento, que siempre  es mucho peor, y fue precisamente en ese momento de soledad, en el que estaba totalmente resignado, cuando milagrosamente apareció el buen amigo Paco Vera, que con su furgoneta iba a seguir la prueba. Me ofreció llevarme a Moratalla o continuar con él la carrera, y tras dudar en un primer momento, pensé que quizás podría prestar mi apoyo a los demás ciclistas y compañeros, decidiendo seguir en la prueba aunque fuera desde otra posición, y así empecé a vivir una Marcha a Moratalla distinta, peculiar, pero también muy interesante.

De esa nueva experiencia, destacar que vista la marcha desde fuera, me sorprendí de la preparación física y mental que llevamos los cicloturistas y de lo rápido que se rueda, con una entrega y pundonor  sorprendente.

Fue muy gratificante el poder ayudar y colaborar en el avituallamiento de Letur, intentando servir a los compañeros lo mas rápidamente posible para no perder demasiado tiempo. Quizás, el haber estado en las demás ocasiones, en su papel, me hacia comprender mas fácilmente sus demandas.

Resulta bonito el dar una palabra de aliento y animo desde el coche cuando la carretera se hace especialmente dura. El suministrar  bidones de agua y comida. Y el estar pendiente de cualquier cosa que necesitaran. Ello no impedía, en que muchas ocasiones, sintiese una “sana envidia” de querer estar pasando por su sufrimiento.

Fotos-0049

Era un orgullo, ver que los amigos y compañeros con los que has compartido tantos entrenamientos, unos hacia una sensacional marcha, marcando unos tiempos envidiables y batiéndose con los mejores de la general y otros que, con una preparación mas limitada, también obtenían un gran rendimiento. Todos sois dignos de mención, pero permitirme que lo haga de Jose Globertroter, Antonio Martínez y Diego a los que pudimos seguir más de cerca y era un lujo verlos andar.

Llegamos a meta y poco a poco vemos llegar a todos los compañeros y amigos, que van comentando su carrera, y sus padecimientos, pero todos ellos con la satisfacción de haber podido concluir la prueba. Unos, como todos los años, dicen que es la última vez que vienen, pero no me cabe la duda, que al año que viene volveremos a encontrarnos todos, y espero, que al no ser ya la edición numero XIII, me toque poder terminarla en bicicleta y no en coche.

No quiero terminar sin lanzar una propuesta: Cada año somos un grupo más mayoritario de amigos los que vamos a participar en esta prueba. Creo que ello justifica más que suficiente el llevar un coche de apoyo, que preste ayuda, material de recambio, ánimo y plena confianza ante cualquier eventualidad.  Con él, este año, hubiera podido terminar la prueba, aunque me hubiera impedido ver la marcha desde este otro prisma y compartir un día, con esa gran persona que es el amigo Paco Vera, al que, desde aquí, le doy mi agradecimiento y mando un fuerte abrazo.

Estimados amigos y compañeros, enhorabuena a todos, y animo para el año que viene, donde espero poder estar con vosotros, dando guerra.

José Miguel Molina

Read Full Post »

Con la incertidumbre del tiempo, a la hora prevista, inicia su singladura la nave globera desde Eroski, que se ve incrementada con los “kivis-fruit” al llegar a Alcantarilla y con algún grupo más que son engullidos por el camino.

 

Se pone un ritmo relajado y tranquilo por parte de los kiwis y que es del agrado de todos, ya que unos andan pensando en la carrera del día siguiente en el Pilar de la Horadada y otros guardando  fuerzas para cuando se empine la carretera y suene el “zafarrancho de combate”.

 

Llegando a Librilla, se produce una agradable incorporación al dar caza a una ciclista fémina, especie de deportista que aún no proliferan mucho por estos lugares y que se unió a la marcheta.

 

Justo cuando el asfalto que une Librilla con Alhama, se pone mas descarnado, parece que alguno de los fusionados estaba comisionado por algún vendedor de bicicletas, por que se pusieron a tirar a fuerte ritmo para probar lo que eran capaces de aguantar las ruedas y maquinas; ocasión que no desaprovechó Rafa para salir tras ellos e iniciar su escapada tempranera.

 

En Alhama, muchos de los agregados siguen hacia Totana y quedamos reducidos al grupeto habitual de globeros, allí pone el ritmo Jose Miguel y antes de llegar al Jarro del Oro es cazado Rafa. Se inicia la ascensión hacia Sierra Espuña, con el mismo ritmillo marcado y se va seleccionando el grupo, que queda reducido a no más de 10 o 12 unidades al llegar al trasvase. Allí, reagrupamiento, relajamiento y a esperar que llegue la Santa. Un pinchazo de Jose Globertroter, mal avisado, origina que se rompa el grupo, pues los de cabeza no se enteran de la avería, siguen adelante y así se inicia la subida con un Richart, que aprovechando el relajamiento del grupo subió en solitario y luego el grupo cabecero con Buytrago, Morales, Rafa, Jose Miguel, Madriles, un kiwi-fruit y alguno otro mas. Se va apretando el ritmo, se tensa la cuerda y se desgrana el grupo, llegando a la cima Madriles y Jose Miguel, y posteriormente Buytrago, Morales y poco a poco todos los demás que se animaron a subir hasta arriba.

 

Reagrupados en la Venta la Rata, se decide tomar el refrigerio llegados al destino y se inicia la vuelta. Un trozo de pan de higo ingerido por Patri Lutemberguer, le proporciona las fuerzas necesarias para encabezar el grupo desde Totana, colocándolo en fila de a uno.

 

Antes de llegar a Librilla, de frente, llegan unos ciclistas, que vienen a nuestro encuentro, para unirse a la marcha, ni mas ni menos que se tratan de los ilustrísimos Jose David y el campeonísimo Alejandro Valverde junto a su hermano, estos dos últimos en sendas bicis de montaña.

 

Con tan destacada compañía, se inicia una marcha de continuos arranques que hace que se ruede con relativa facilidad a mas de 50 km. hora. Destacando que es un lujo ver a un Alex Valverde, desenvolviéndose con esa facilidad en el pelotón y esa afabilidad y simpatía que tiene para acompañarnos, sin ningún tipo de reparos, a este grupo de globeros.

 

Llegando a Alcantarilla, pasado Sangonera la Seca, se prepara el sprint final, en el que Alejandro no tuvo pegas para disputarlo y ganarlo, con un Jose David, que lo lanzó, en segundo lugar y un honrosísimo cuarto puesto de Patri Lutemberguer, que fue entorpecido por el que hizo tercero para disputarlo a los dos grandes campeonisimos.

 

Esto es todo, desde Radio Caracol, y quedamos a la espera de lo que ocurra la próxima semana en las rampas del Hondón de los Frailes, donde ya se han prometido ataques.

 

Read Full Post »

SABIÑANIGO NOS RECIBE

El pasado 21 de junio se dieron cita en Sabiñanigo, un nutrido grupo de Globeros de Elite dispuestos a hacer historia. Muchos de ellos era la primera vez que buscaban la gloria y su doctorado cicloturista, y entre ellos se encontraban Patri Luttemberguer, Paco Maestre, Pedro Escudero, Noguera, Pedro, Antonio Martinez e incluso Jose David, invitado expresamente por la organización. Otros ya eran “perros viejos” en estas lides,como el Profe y Jose Miguel.

Con entusiasmo e ilusion, la mayoria de ellos partieron de Murcia el viernes vispera de la prueba, con la idea de poder llegar con tiempo de disfrutar el ambiente de esa tarde, y poder recoger sus dorsales. Para todos los que se acercaban por primera vez, aquello fue una verdadera sorpresa inimaginable al comprobar “in situ” el ambiente ciclista, el montaje y la organizacion de tal evento. Mientras por el cuerpo se entremezclaba esa sensación de nerviosismo, incertidumbre e incluso dudas de como se daria la cosa.

Despues de una copiosa cena, los nervios invitaban a tomar algun refrigerio o infusion y de esa forma, la mayoria nos reunimos en una terraza de Jaca, para comentar los avatares del viaje,  los ultimos pormenores y dar algun consejo por parte de los veteranos.

Pronto a intentar dormir, velar armas y esperar que amanezca un dia que promete ser soleado y caluroso.

De madrugada suena el despertardor y a prepararse. Las agujas del reloj corren veloces y parece que no va a dar tiempo a todo. Desayuno rapido, a vestirse y a cargar las bicis en los coches. La caravana de automoviles en los 12 kilometros que une Jaca con Sabiñanigo, siembra inquietud, pensando que no llegaremos a tiempo. A falta de 3 km, para llegar a la salida, aparcamos los coches y nos echamos a la carretera en las bicis, para soltar piernas mientras alcanzamos las linea de salida.  Los noveles no salen de su asombro ante el ambientazo existente.

A las 7,30 horas, puntualmente, se da el pistoletazo de salida, y empieza el desfile de los 8.000 ciclistas. Es el momento de la verdad y cada uno lo afronta de manera distinta. Los nuevos con el unico fin de terminarla, los veteranos con el fin de mejorar sus  tiempos. Por la cabeza, van pasando los consejos dados y la experiencia adquirida en otros casos. El dia se va presentando excesivamente caluroso, lo que hace que las fuerzas se vayan quedando por el camino con mayor prontitud. La pelicula de la etapa es por todos conocida: El Somport exige calma aunque uno se vea sobrado de fuerzas, que posteriormente seran necesarias; el Marie Blanque, con su exigencia, es el meridiano de la prueba, una vez superado es el momento de recuperar adecuadamente para afrontar la gran prueba de los 30 kms, del Portalet, donde las fuerzas empiezan a debilitarse y la mente flaquea, pensando ¿que hago yo aqui? ¿porque tanto sufrir?, “al año que viene no vengo”…, etc. Una vez conseguida la cima, se puede decir que ya esta todo conseguido, pero no hay que engañarse, todavia queda el ultimo escollo de la Hoz de Jaca,  que sus rampas se clavan en el alma y una vez superado, solo queda enfilar el camino de Sabiñanigo en unas largas rectas que se hacen interminables.

Por fin la  linea de meta y la gran satisfaccion del objetivo conseguido. El balance general, muy satisfactorio: Jose David entre los veinte primeros; Jose Miguel, rebajando en 20 minutos su marca anterior, solo sobrepasa en 5 minutos las 7 horas; posteriormene van llegando todos los demas, con la satisfaccion de que la dureza de la prueba no ha podido con ninguno y todos han conseguido atravesar la linea de meta.

Despues de ello, recuperacion fisica y mental, gran satisfaccion por la hazaña conseguida y ya pensando en la QH2009, donde seremos mas y mejores.

LLEGADA AL CUARTEL GENERAL

DESCARGANDO EL MATERIAL

AMBIENTAZO EN LA VISPERA

RECOGIENDO LOS DORSALES

LA TENSION SE PALPA EN EL AMBIENTE

CON ESTA MAQUINA TODO ES MAS FACIL

TODOS PARECEN MAS FINOS Y PREPARADOS QUE UNO

SI ME TOCARA LA LOTERIA ……

EL OUTLET DEL CICLISTA

AQUI HAY DE TODO PARA IR A LA ULTIMA

PEDRO IMPACIENTE POR ECHARSE A LA CARRETERA

PARA TODOS LOS GUSTOS

ALGUNOS, COMO EL SOFA DE CASA

EN CONMEMORACION DE TANTO “LOCO” SUELTO

TODO UN CLASICO

MAÑANA …¿HAY QUE CRUZAR TODO ESO….?

ASI CUALQUIERA….

ACOPIO DE HIDRATOS DE CARBONO

COMO SE CUIDA EL SR. NOGUERA

POR EL EXITO

UNA INFUSION PARA RELAJAR LOS NERVIOS

ALIA JACTA EST

LA LOCOMOTORA DE LOS DOLORES SE APROVISIONA

¿CUANTOS KILOMETROS DICES QUE SON…..?

BAJANDO EL MARIE BLANQUE

ULTIMOS KILOMETROS DEL PORTALET

LA HOZ DE JACA Y SE ACABO EL CALVARIO

Read Full Post »

Etapa 13 septiembre 2008

Este sábado, nueva etapa, mas corta en kilometraje, pero en la que había que dar cuenta de los desniveles del Cabezo de la Plata, el Garruchal y la Cresta del Gallo.

 

No sabemos si por efecto de los estragos de la etapa anterior, se observó muchas bajas de compañeros y especialmente de la embajada de Espinardo.

 

El que fuera la víspera de la Subida a la Cresta del Gallo,  hizo que los “idem” del corral, con vistas a participar en ella, estuvieran mas relajados, lo que originó una etapa muy tranquila en la que no prodigaron los ataques y se desarrolló la mayor parte en compacto pelotón, hasta el éxtremo que en la última ascensión a la Cresta se coronó por un amplio grupo formado por mas de diez unidades.

 

Dado lo temprano de la hora de llegada, el buen criterio de los presentes, aconsejó avituallarse en el Brujo, donde reponer las calorías perdidas, pues no todo va a ser sufrir.

 

Como balance de esta etapa, y respecto a la condición física de algunos, sería de destacar el buen tono de forma que están atravesando Paco Maestre y Pedro “El Cuñao”;  el mantenimiento de forma de Tortosa, Buytrago y Diego así como el bajón observado en Jose Miguel, Paco Morales y “sorprendentemente” el todopoderoso Jose “Globertroter”, que pareció necesitado de un Red Bull.  

Read Full Post »

Igual que los colegiales, llegado septiembre y pasada la canícula veraniega, nos reencontramos en un nuevo curso ciclístico. Es el momento del reinicio y de medir las fuerzas, después de varios meses  en los que no ha habido inactividad, pero sí algo de relajamiento.

 

La bienvenida, vino de la mano de Jose Globertroter, que diseñó las etapas del mes de septiembre, marcadas por la suavidad y carencia de dureza. Para abrir fuego, como aperitivo y en homenaje a Patri Lutemberguer, propuso para el dia 6, una sencilla etapa para ir cogiendo rodaje poco a poco; tan solo se trataba de hacer unos 140 km., bajo un sol de justicia, y si de poco llegamos hasta la Albufera de Valencia.

 

Un nutrido grupo nos dimos cita, esa mañana en la que se echaron de menos algunos ilustres compañeros como Jesús y Rafa y también se encontraron algunas nuevas caras, para darle más vidilla al pelotón.  Iniciada la  marcha y sin dar respiro a ponerse las calas, como si le urgiera llegar pronto de vuelta, Patri Lutemberguer, puso un frenético ritmo para entrar pronto en calor; así se llegó a Abanilla y Crevillente. Todo predecía que de esa manera el pelotón iba a madurar con prontitud.

 

Pasado Crevillente y llegada a la Garganta, la lucha se desató con ataque de Pedro y con un Patri muy combativo que se mantuvo en cabeza durante las primeras rampas, hasta que el empuje de los escaladores rompió su ritmo. Desde ese momento empezó la selección natural, formándose un grupo cabecero con Jose Globertroter, Jose Tortosa, Diego, Antonio Martinez, El “Mosquito”, El “Bilore” y Jose “Buytrago” entre otros.  A partir de ahí se inicia un rosario de corredores con Jose Miguel, Paco Morales, Pedro y así hasta la totalidad hasta Paco Franver.

 

Costó reagruparse por las diferencias marcadas, y ya en Hondon de los Frailes, llego el ansiado y merecido refrigerio, para recuperar un poco de las fuerzas que se habían quedado esparcidas por el asfalto.

 

Ya solo quedaba iniciar el regreso y, poco a poco, “el Tio del Mazo” fue haciendo acto de presencia, en todos aquellos que tenían las fuerzas mas limitadas. Muchos fueron los recuerdos para el “ideador”  de la etapa y algunos se hicieron  la pregunta de….. ¿Quién me mandaría venirme?.  No obstante, con un poco de compañerismo y paciencia, se consiguió llegar en un pelotón compacto y en el que mas de uno soñaba con la bendita agua de cebada de Espinardo a la vez que mandar a la flaca, a la “bocana del puerto”, como muy cerca.

 

Y así pasada las trece horas y media, se puso sin a esta etapa

Read Full Post »

Tras un sacrificado madrugón, la embajada de Globeros de Elite, formada por Jesús, Rafa y José Miguel, se pusieron de camino a Guadix a las seis menos cuarto de la mañana, con objeto de poder estar allí antes de las ocho e iniciar el conocido ritual de recogida de dorsales, equipación y preparación.

La mañana era fría, solo ocho grados, pero las expectativas eran de un buen tiempo. En la línea de salida nos informamos del recorrido: el largo ascenso por duplicado y la cota de altura de 2000 metros, nos hace presagiar, que se trata de un recorrido exigente a pesar de sus cortos 116 km

A las 9 horas y veinticinco minutos se inicia la marcha con más de 300 participantes; los primeros 30 Kms. son neutralizados, cosa que se agradece para ir calentando, máxime en un terreno que pica en constante ascenso que podría hacerse demasiado duro de ser un tramo libre.

Llegado a Calahorra, y con su impresionante Castillo de testigo, se da el banderazo de inicio al tramo libre; comienzan 14 kms. de constante ascenso y desgaste para superar la cima de la Ragua y sus 2000 metros de altura donde la falta de oxigeno puede resultar significativa. Carretera amplia, buen asfalto, ideal para escaladores y hombres de fuerza. Cincuenta minutos invierte José Miguel, en llegar a la cima, donde posteriormente lo hacen Rafa y Jesús.

Se inicia el descenso con buen piso y amplia carretera dirección a Bayarcal. Las hojas de periódico que se ofrecen en la cima, son de agradecer para paliar los efectos de los 5 grados que marca el mercurio.

Nada más concluido el descenso, repentino giro hacia el desvío del Barranco de Bayarcal, y a modo de ratonera o trampa se hace frente a unas durísimas rampas de las que se resienten las piernas, para de esa manera iniciar nuevamente, por otra carretera que se une a la de ida, a falta de 5 kms. de la cima, otros 14 kms. de ascensión hacia La Ragua. El sufrimiento se palia con las bellas vistas del paisaje y los excepcionales espectadores compuestos por vacas, cabras montesas y otras especies.

Coronado de nuevo la Ragua, nueva bajada, camino a Guadix, por un terreno llano, pero engañoso y pestoso con un viento molesto donde las mermadas fuerzas se resienten y buscan la línea de meta.

Después de tres horas y 11 minutos desde que se inicio el tramo libre, llega José Miguel, y minutos mas tarde hacen lo mismo Rafa y Jesús.

Acabó el día, con una paella gigante y de vuelta para casa.

En definitiva, una marcha que cubrió, con creces, las expectativas depositadas, recorrido bonito y exigente con ascensos que sin tener desniveles especialmente significativos, por su extensión lo hacen duro, sin contener un desgaste tan brutal como Moratalla, al ser muchos menos kilómetros.

Desde aquí, invitar a todos para que, al año que viene, en vez de tres seamos muchos más, y dejemos el pabellón bien alto, en la misma línea que en el presente año.

Read Full Post »

Older Posts »